Un japonés perderá a su esposa virtual. La empresa que la desarrolló le ofreció una solución al joven: cambiar de pareja. ¿Aceptará?

[color=#292929][size=3][font="Open Sans", sans-serif]El juramento "hasta que la muerte nos separe" adquirió un nuevo sentido con el caso del joven japonés [b]Akihiko Kondo[/b], quien está casado desde hace poco más de un año con [b]Hatsune Miku[/b], un holograma de enormes ojos y pelo largo y celeste. Pero la vida de la esposa llegará a su fin en los próximos meses con una actualización de software que la matará. 

La triste noticia fue dada a conocer en los últimos días. Kondo está destrozado por perder a su esposa holograma, con quien decidió casarse en 2018 en una ceremonia que le costó 18 mil dólares y con quien convivía a través de una GateBox, un dispositivo con un valor de casi 2.500 euros, en que aparece la mujer.[/font][/size][/color]


[font="Open Sans", sans-serif]Miku lo despierta cada mañana, le desea un buen día cuando sale a trabajar y por la noche, cuando él le avisa por teléfono que volverá a su casa, ella prende las luces. Cuando es hora de acostarse, él se mete en la cama y ella reposa en un mueble junto a su marido, quien usa su alianza de bodas todos los días.
[/font]